Cómo cocinar Patatas Asadas Horno desestimando al horno

    En los días de mucho calor, es casi un pecado encender el horno. Por este motivo, el redactor Detective de Cuchara trae una sencillísima receta para que puedas cocinar las patatas asadas horno sin necesidad de utilizar el horno. ¿Cómo? De la siguiente manera:

Ingredientes para 4 porciones:

  • 5 patatas pequeñas (al ser pequeñas se cocinan con mayor facilidad y concentran mejor el jugo).
  • Perejil picado.
  • Aceite.
  • Sal.

Preparación:

  1. Lavar muy bien las patatas sin pelar y partirlas por la mitad, haciendo cruces para que puedan cuezar mejor. 
  2. Colocar las patatas en un recipiente para microondas, poniéndoles sal, perejil picado y una pizca de aceite de oliva. 
  3. Taparlas y encender el microondas por 4 minutos. Una vez pasado el tiempo, comprobar que estén tiernas y, en caso contrario, volver a calentarlas.
  4. En una sartén caliente, añadir el jugo que las patatas van a expulsar en el microondas. 
  5. Colocar las dos mitades en la sartén y dorarlas de cada lado.

    Ya ves, una receta rápida y fácil que te dará un manjar para tu comida y evitará que tengas que usar el tedioso horno en los días de mucho calor. La otra ventaja que se desprende de esta receta es que no se llenará la cocina de vapor. ¡A disfrutar!

ÑBA en Francia España Eurobasket

    Si hay un equipo de básquetbol europeo que se ha impuesto sobre los otros y con justa razón, es el ÑBA. El equipo español estará presente en la nueva edición de Francia España Eurobasket, luego de que durante nueve campeonatos, desde 1999 hasta 2015, se hayan coronado entre los mejores. 

    El equipo conformado por Alberto Herreros, Jorge Garbajosa, Carlos Jiménez, Juan Carlos Navarro y  Pau Gasol tienen el respeto de los equipos contrincantes del continente europeo, y, con fallos en el medio, han ido progresando a través de los años y los campeonatos. Se están preparando para presentarse en Francia y demostrar la mejoría que han adquirido como equipo, con el fin de conseguir la ansiada medalla, que en las últimas ediciones del torneo no han sido capaces de traer a casa. Recordar la edición del 2015, en Serbia, cuando perdieron contra Alemania en la semifinal y perdieron por un punto (74 contra 73), perdiendo así la posibilidad de ganar la medalla y ganando, por el contrario, vapuleos y abucheos. 

    Pero ahora han cambiado. Han practicado y han crecido. Y tienen muchas ganas de demostrarlo.